Site Overlay

Historia

El restaurante que ha traído la gastronomía Alemana a Polanco

Un día de otoño de 1975 abrió sus puertas el restaurante Hostería de la Selva Negra en la colonia Polanco. Este entrañable proyecto de Alma Jurado y Herbert Bostelmann era propiamente una sucursal del restaurante Edelweiss fundado en 1968.

La Hostería de la Selva Negra mantuvo a la cabeza a Alma Jurado, quien comenzó a establecer del prestigio del que ahora goza, recibiendo una nueva clientela y parte de la del Edelweiss. Fue en el año de 1983 cuando Herbert Bostelmann se integró de lleno al servicio del restaurante e impulsó la consolidación del proyecto.

Con esta historia detrás, Hostería de la Selva Negra cumple cuarenta años de servicio ininterrumpido. De la misma manera en que siempre lo ha hecho, la Hostería alcanza día con día el gusto de una clientela mucho más amplia.

El cofundador Herbert Bostelmann falleció en el año 2010 y el restaurante siguió bajo el mando de Alma Jurado, que en 2012 se retiró para dejar el negocio en manos de su nieta, la chef Brenda Venero. Ella se ha dedicado a ampliar la carta y a manejar el negocio de manera sobresaliente. Por este gran logro, Brenda se mostró profundamente dichosa: «Celebramos que la Hostería de la Selva Negra continúa ofreciendo a los visitantes la tradición Alemana de la mejor manera posible y esperamos que cumpla muchos años más».